"Todo el mundo lo hace". La falacia ad populum.



¡Hola a todos!

Si recordáis, hace tiempo que estamos tratando en este blog el tema de las "falacias". Una falacia es una "trampa" en un argumento: es un razonamiento que parece bueno y válido pero que no lo es. Es útil aprender qué tipo de "trampas" pueden tendernos cuando alguien intenta convencernos de cualquier cosa, para así no caer en ellas.

Hasta el momento hemos hablado de falacias más o menos comunes. Ahora le ha llegado el turno a uno de los "pesos pesados" de los engaños. Una de las trampas más extendidas y usadas. Es por ello que cobra especial relevancia saber detectarla y hacerle frente.

Su nombre: el argumento "ad populum", también llamado "argumento dirigido al número de personas", "argumentum ad numerum", "argumento dirigido a la mayoría", "sofisma populista", "falacia de apelación a la multitud", "tiranía de la mayoría" o "subirse al carro del ganador".

"Y no es que lo diga yo: lo dice todo el mundo"
"¿Por qué lo hiciste? Porque lo hacía todo el mundo"
"La mayoría de la gente opina lo mismo que yo"
"Todo el mundo sabe que esto es así"

Ahí lo tenemos. Frases como "todo el mundo...", "la mayoría de la gente...", "todos mis amigos..." son las señas de identidad de esta utilizadísima estratagema para convencer a los demás de forma engañosa.

La falacia ad populum tiene la siguiente forma: "Si muchas personas lo creen así, entonces es así". También se aplica a "si muchas personas lo encuentran aceptable, entonces es aceptable". Su error es creer que la verdad de algo depende del número de personas que la defiendan: a más personas que lo crean, más verdadero es. Se basa en la intuición de que "tanta gente no puede estar equivocada".

Aquí lo dejamos bien claro: el mero hecho de que una creencia esté ampliamente extendida no la hace necesariamente correcta o verdadera. Si una opinión individual puede ser incorrecta, también una opinión colectiva puede serlo si los individuos están equivocados. La verdad o falsedad de una afirmación es independiente del número de personas que creen en ella.

Por ejemplo, más de la mitad de los españoles creen que los antibióticos sirven para curar enfermedades causadas con virus, pero es mentira: los antibióticos solo sirven contra las bacterias. Da igual que la mayoría de la gente piense lo contrario.

Cuando queremos averiguar qué opina la gente, entonces sí podemos hablar del número de personas que opinan "A" y el número de personas que opinan "B". Pero cuando discutimos sobre cosas no opinables, como la verdad o falsedad de una afirmación, estaremos usando la "trampa" del ad populum.

Si, además decimos que "todo el mundo piensa X" sin tener ningún tipo de prueba (como una encuesta) de que realmente la gente opine así, entonces la "trampa" es doble: se afirma algo que se desconoce y además se intenta justificar algo con la opinión de la mayoría, lo cual ya hemos visto que es un error.

Existen excepciones a la falacia ad populum. Las normas de "etiqueta" y "protocolo" solo dependen de la aceptación mayoritaria de estas, es decir, son totalmente subjetivas. También se libran las normas de seguridad, por ejemplo en las normas de circulación. Debes conducir por la derecha (en España) porque todo el mundo lo hace, ya que son normas de seguridad que se han establecido por convención. En este caso no nos centramos en cuál sería el mejor sistema de circulación, sino en que debes cumplirlo para evitar accidentes.

Vayamos con una lista de ejemplos de falacias ad populum. Entrenando la vista y la mente estaremos más preparados para desmontar esta artimaña cuando nos la encontremos por la vida:
  • Si lo dudas, interrógales, o más bien yo lo voy a hacer por ti. ¿Qué os parece, varones atenienses? ¿Esquino es huésped de Alejandro o mercenario suyo? ... ¿Oyes lo que dicen?
  • Debe ser una película estupenda, porque hay unas colas enormes en la taquilla.
  • ¿Por qué saqueaste aquella tienda durante el motín callejero? Todo el mundo lo hacía.
  • Cincuenta millones de fans no pueden estar equivocados.
  • La marca X es la marca líder en Europa, por eso deberías comprar productos de esta marca.
  • La mayor parte de la gente del planeta cree en algún dios, y no se conocen entre sí. Eso no puede ser coincidencia: Dios debe existir.
  • Los ecologistas dicen que el calentamiento global está sucediendo porque la mayoría de los científicos dicen y lo creen así.
  • "... esto es lo que la sociedad desea"
  • "la mayoría de los españoles sabe que..."
  • La gente quiere ver telebasura así que es lícito poner telebasura.
  • Si la mayoría dice que la gripe es una estrategia del gobierno para distraernos y solo unos pocos afirman lo contrario, entonces la mayoría tiene razón.
  • Durante miles de años la gente ha creído en Jesús y en la Biblia. Esta creencia ha tenido un gran impacto en sus vidas. ¿Qué más pruebas necesitas de que Jesús fue el Hijo de Dios? ¿Intentas decirle a esa gente que todos son unos estúpidos confundidos?
  • La inmensa mayoría de la gente en este país cree que la pena de muerte tiene un efecto disuasorio importante. Sugerir que no lo tiene es ridículo.
  • Lo único que digo es que miles de personas creen en el poder piramidal, así que algo debe de haber.
Quizá una de las mejores respuestas a una falacia ad populum sea la legendaria "frase de madre". Frente al argumento de "lo hago porque lo hacen todos mis amigos", no puede faltar el:

¿Y si tus amigos se tiran por un puente, tu también?

¡Cuidado con el ad populum!
¡Un saludo! :D

PD: ¿por qué no compartes esta entrada en twitter y facebook? ¡Todo el mundo sabe que Las memorias de Charles es un blog fantástico! xD

Comentarios

  1. Excelente jajaja muy buena la ultima respuesta, me hizo reir!

    ResponderEliminar
  2. La democracia es ad populum, si el ad populum es falacia; entonces, la democracia es falacia. (¿?) Disculpa si no planteo bien el razonamiento, es que estoy retomando esto.
    Felicitaciones y saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La democracia sería ad populum si sometiéramos a referéndum la veracidad o falsedad de algo. Por ejemplo, si votásemos en las urnas si la ley de la gravedad es cierta o no. La falacia consiste en decir "esto es cierto PORQUE mucha gente piensa que es cierto".

      La democracia no es una falacia ad populum si no se votan cuestiones sobre si algo es cierto o falso. Es una forma pragmática de organizar una sociedad en la que existen diferencias de opinión y de valores. De hecho, tampoco se puede decir que "la medida del partido X es la mejor porque es la que más votos ha tenido", eso sería populismo: pensar que las políticas más populares son las mejores. Para saber si una medida es buena o mala, habrá que remitirse a pruebas más objetivas: ¿buena para qué o para quién? ¿En qué medida?

      Las falacias se aplican a los argumentos. La democracia no es un argumento, es un sistema político, por lo tanto no podemos decir que sea una falacia.

      Espero que me haya expresado bien y que te haya ayudado en tu duda,
      ¡Un saludo! :)

      Eliminar
    2. Excelente Gracias.. Por este aporte..

      Eliminar

Publicar un comentario