La falacia del hombre de paja (o del espantapájaros)


_____________________________________________________________________
"Resumen para vagos"

La falacia del "hombre de paja", "espantapájaros" o "maniqueo" consiste en deformar la postura del adversario para que sea más fácil de atacar. Podemos inventarnos la posición del contrario o manipularla mediante la radicalización, la generalización o sacando citas fuera de contexto, entre otras.

Para defendernos, debemos comparar nuestro punto de vista original con la versión que pretendan endosarnos.
______________________________________________________________________

¡Hola a todos!

Continuamos con nuestro curso de "falacias" o "trampas" en la argumentación.


Para quien sea nuevo en este blog, haré una pequeña introducción al tema en este párrafo: una "falacia" es un argumento o razonamiento que parece bueno o válido, pero que no lo es. Encontramos falacias allá donde haya una discusión o un debate cualquiera, y esto es muy frecuente: desde la política hasta tus conversaciones con tus amigos sobre temas del día a día, pasando a lo que vemos por la televisión o leemos en los periódicos, lo que encontramos por internet y, en definitiva, casi siempre que dos personas comparten información. A veces estas falacias se usan sin querer, por desconocimiento. Otras veces se usan para engañar y convencer a los demás a toda costa. Es por eso que me gusta llamarlo "trampas", porque es una metáfora bastante gráfica. Al igual que ocurre con las trampas, como los cepos para osos o los agujeros tapados con redes, las falacias pueden ser peligrosas. No obstante, podemos esquivar ambos tipos de trampas si las conocemos y no nos dejamos fiar por las apariencias. Si quieres saber más, haz click en la etiqueta Falacias o "trampas".

Hoy, veremos un "peso pesado" en esto de las trampas de la argumentación. Se trata de una artimaña especialmente peligrosa, por los siguientes motivos:

  • Puede parecer muy convincente a simple vista.
  • Es muy efectista, espectacular, convierte el debate en un combate de boxeo.
  • A diferencia de otras falacias, que pueden deberse a equivocaciones, esta se usa principalmente para engañar y manipular.
Además, tiene un nombre gracioso, ¡nada de palabras raras en latín para hoy!

Sin más introducción, os presento la falacia del "hombre de paja", del "espantapájaros" o del "maniqueo". Un "hombre de paja" era aquello que utilizaban los caballeros medievales para entrenarse con sus espadas y arcos: algo fácil de derribar, para practicar para la batalla. Quedémonos con esta idea: aquí vamos a "fabricar un hombre de paja" a partir de una idea que queremos derribar.

María: -Pienso que los niños no deberían correr por calles con mucho tráfico.
Juan: -Yo pienso que sería estúpido encerrar a los niños todo el día sin respirar aire limpio.

Aquí María ha dicho una opinión suya, y Juan la ha atacado. Pero antes de atacarla, la ha deformado. Fijaos que Juan dice "es estúpido encerrar a los niños todo el día", ¡pero María nunca ha dicho que se deba encerrar a los niños todo el día!. Juan ha exagerado la posición de María, y la ha hecho parecer absurda, para después atacarla.

En vez de enfrentarse a las razones de María, ha puesto en su boca palabras que ella no ha dicho, dejándola en evidencia. Se ha fabricado un "hombre de paja" fácil de derribar.

Así, la falacia del hombre de paja consiste en deformar las tesis del contrincante para debilitar su posición y poder atacarla con ventaja. Se caricaturizan los argumentos o la posición del oponente, tergiversando sus palabras o cambiando su significado para facilitar un ataque.

Yo: - "A" es bueno.
Tú: - ¿Cómo puedes decir que "B" es bueno? ¡Eso es absurdo porque blablabla...!
(Yo nunca he dicho "B", has sido tú quien ha manipulado mis palabras)

Al fabricar un hombre de paja, creamos una "versión" alterada del argumento del rival, que sea fácil de desmontar. Hay dos formas de utilizar esta falacia:

  1. Atribuirle una postura ficticia.

Nos inventamos al adversario: forjamos un oponente imaginario. Le atribuimos afirmaciones que no tengan nada que ver con lo que ha dicho o podría haber dicho. Caricaturizamos su posición para atacarla más fácilmente.
  • Nosotros queremos construir un puente hacia el futuro. Bob Dole habla de construir un puente hacia el pasado.
  • Los del Partido Popular no creen en la democracia.
  • Lo que estamos viendo es la abolición de Gran Bretaña. La reforma quiere acabar con la reina, la cultura, la soberanía y la libertad británicas.
  • Yo, lo que aseguro, es que estoy en contra de la tortura (hace creer que el rival está a favor de la tortura, cosa que no ha dicho en ningún momento)
  • Yo no pienso que deban cerrarse las escuelas públicas.
  • No estoy dispuesto a bajar la guardia en la defensa de la democracia y de las libertades.
  • Sería intolerable que se atacara la libertad de prensa (¿quién ha dicho lo contrario?)
  • La oposición al tratado NAFTA no es nada más que oposición al libre mercado.
  • -El gobierno cometió la barbaridad X.
    -Dices eso porque defiendes a la oposición, parte de la cual cuando fue gobierno cometió la barbaridad Y.
  • Para ser ateo, tienes que creer con absoluta certeza que no hay Dios. Para poder convencerte con absoluta certeza, debes examinar todo el universo y todos los lugares donde Dios podría estar. Como es obvio que no lo has hecho, tu posición es indefendible (los ateos por norma general no defienden una creencia absoluta).
  • Yo no creo que exista un hombre anciano, con barba, invisible, que vive en una nube y nos vigila a todas horas (atacando un punto de vista ficticio de un cristiano)

  2. Deformar su punto de vista real.

Aquí simplemente deformamos la posición del contrario. Se puede mentir de diversas maneras combinadas, una de ellas es radicalizar el mensaje: donde uno afirma algo como "probable", el adversario lo entiende como "seguro". Otra es la generalización: donde dice "algunos" se traduce "todos" y si habla de "a veces", se lee "siempre".

También hacemos eso al recortar intencionadamente las frases de las citas textuales y sacarlas fuera de contexto.
  • - ¿Acaso las centrales nucleares no tienen accidentes?
    - Siembre cabe la posibilidad de que tengan un accidente, por remota que sea.
    - Usted lo ha dicho. Pueden tener accidentes, luego son peligrosas.
  • "Se deben adelantar las elecciones", ha dicho el presidente del gobierno.
    (Cita completa:
    -¿Sería usted partidario de adelantar las elecciones si perdiera la mayoría?
    - Ese no es nuestro caso. En general, yo creo que cuando no se cuenta con un respaldo mayoritario se deben adelantar las elecciones)

¿Cómo defenderse de un hombre de paja si somos víctimas de él? Lo mejor es comparar meticulosamente nuestro punto de vista original con la versión que pretenden endosarnos:

Critica usted una realidad que no existe


Os dejo con una viñeta de La Pulga Snob que ejemplifica la trampa del hombre de paja:


Aquí se quiere dar a entender que hay gente que piensa que los ateos se dedican a quemar iglesias. Se le atribuye al ateo la postura ficticia de ser un "quema-iglesias". Se trata de un ateo "de paja", es decir, se ha deformado su visión, porque es muy fácil vencer en un debate a un radical pirómano.

¡Un saludo a todos! :D

PD: ¡comparte este artículo en Twitter y Facebook! ¿Cómo? ¿Que estás en contra del libre acceso a la información en internet, dices? ¡Eres peor que la Inquisición! xD 

Comentarios

  1. jajaajaja es justo la falacia que utilizó la petarda aquella de la conferencia sobre el papel de la mujer en la avolución. Puso en mi boca palabras que yo no había dicho para acabar llamándome machista a los ojos de los demás. Me defendí, me expliqué, le dije literalmente no pongas en mi boca palabras que no he dicho, pero la gente se queda con lo primero que oye, en este caso "qué machista, qué machista".

    Me gusta esta sección también jajaja

    ResponderEliminar
  2. Jajajaja qué bueno, me gustaría haber estado allí, seguro que fue un espectáculo xDD

    ResponderEliminar
  3. En una conferencia de esas "feministas" un hombre preguntó, si las mujeres cobran menos que los hombres (falacia), ¿porqué los empresarios no contratan más mujeres que hombres? y añadió porque seran machistas pero no tontos. Le echaron de la sala.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Abecedaria.

      La afirmación "las mujeres cobran menos que los hombres" no es una falacia, porque no es un argumento, sino un dato. Los datos pueden ser correctos o erróneos (no conozco el dato de cuánto cobran los hombres y las mujeres de promedio para saber si es correcto o no), pero no se trata de un argumento, por lo tanto tampoco puede ser una "falacia".
      Dicho de otra forma, "2+2=5" no es una falacia, sino una mentira. "2+2=5 porque lo dice Pepito" sí que es una falacia, ya que el argumento "porque lo dice Pepito" es una "apelación a la autoridad".

      En el caso del hombre que me comentas es evidente que solo quería ofender a los presentes, y que lo consiguió.

      Un saludo.

      Eliminar
  4. En este ejemplo:
    María: -Pienso que los niños no deberían correr por calles con mucho tráfico.
    Juan: -Yo pienso que sería estúpido encerrar a los niños todo el día sin respirar aire limpio.

    En este caso Juan no ha respondido a lo que ha dicho María, solo esta dando otra opinión.

    En esto otro:

    Yo: - "A" es bueno.
    Tú: - ¿Cómo puedes decir que "B" es bueno? ¡Eso es absurdo porque blablabla...!
    (Yo nunca he dicho "B", has sido tú quien ha manipulado mis palabras)

    Ahí si que hay que cortar de raíz el segundo comentario, sobre todo porque es una gran mentira.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el primer ejemplo, Juan responde como si María hubiese propuesto "encerrar a los niños en casa". Efectivamente, no ha respondido a lo que ha dicho María y ha dado otra opinión, pero de tal manera que da la impresión de que está contraargumentando el razonamiento de María. Exactamente eso es la falacia del hombre de paja.

      Eliminar
  5. Paz sobre vosotros.
    "Para ser ateo, tienes que creer con absoluta certeza que no hay Dios. Para poder convencerte con absoluta certeza, debes examinar todo el universo y todos los lugares donde Dios podría estar. Como es obvio que no lo has hecho, tu posición es indefendible (los ateos por norma general no defienden una creencia absoluta)."
    Ningún creyente en su sano juicio dirá eso, tú mismo incurres ahí una falacia del hombre de paja. Creemos que Dios es supramaterial y no está constreñido por las leyes del universo, no pensamos que está en ningún lugar dentro de él. Al menos los musulmanes (no sé qué creerán exactamente los cristianos).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por leer y por comentar!

      Así es, ningún creyente "en su sano juicio" diría eso, porque eso es una falacia. No digo que los creyentes (de la religión que sea) piensen eso, sino que, si alguien lo dijese, estaría cometiendo una falacia de hombre de paja. Es un ejemplo.

      Si yo hubiese dicho "los creyentes piensas que..." entonces sería una falacia por mi parte.

      Un saludo :D

      Eliminar
    2. Ninguna persona "en su sano juicio" cree en dioses.

      Eliminar

Publicar un comentario